sábado, 16 de febrero de 2008

¿Qué es un drenaje de Jackson Pratt?

Un drenaje de Jackson Pratt o drenaje JP es un tipo de drenaje quirúrgico con una pera de goma blanda o botella de drenaje que se encuentra en el extremo de un tubo de goma delgado. El tubo se le inserta bajo la piel y la pera se aprieta para crear una succión, con la cual sacar la sangre y otros líquidos que puedan juntarse en el área de la cirugía. El drenaje permanece en el lugar durante 24 horas y, en ocasiones, hasta varias semanas. Posiblemente le den de alta con el drenaje puesto. Una vez que el área de la cirugía deja de producir secreciones, entonces el cirujano se lo retira.

¿Cómo cuido el drenaje JP?

1. Lávese las manos.

2. Vacíe o exprima el tubo de drenaje desde la salida de su cuerpo hacia la pera de goma.

a. Comience en la salida, sostenga el tubo con una mano y con la otra estire y libere el tubo una pulgada a la vez mientras se mueve hacia abajo, con ambas manos, hacia la pera de goma.
b. Repita esto 2 a 3 veces antes de vaciar la pera de goma.

3. Retire el tapón de la boquilla de la pera de goma o “puerto del drenaje”.


4. Vierta las secreciones en el vaso graduado que le proporcionará la enfermera.


5. Aplaste/apriete la pera para crear un vacío y reemplace el tapón del puerto del drenaje antes de soltar la pera. (El vacío genera una succión para sacar los líquidos que están bajo su piel.)




6. Vacíe la pera 3 veces al día o tan seguido como sea necesario si se llena antes de 8 horas.

7. Anote la fecha, hora y cantidad de secreción cada vez que la pera se vacía. Si usted tiene más de un drenaje, anote las cantidades por separado.

8. Deseche las secreciones en el inodoro después de medirlas y luego lávese las manos.

9. Si nota que la pera pierde compresión, abra el tapón e intente seguir el paso 5 nuevamente.

10. Recuerde llevar sus anotaciones a su próxima cita con su médico.

* Vacíe el aire de la botella apretándola antes de volver a conectarla (para crear presión de succión)


¿Qué le debo informar a mi médico?

  • Enrojecimiento, hinchazón y secreción alrededor del área en la cual el tubo sale del cuerpo.
  • Que la pera se vuelva a llenar inmediatamente después de vaciar las secreciones o sangre.
  • No poder aplastar la pera o botella de drenaje.
  • El tubo se cae.
  • Tiene fiebre.
¿Qué cosas me pueden ayudar?

  • Se recomienda que sujete de manera segura la botella de drenaje a su ropa durante el día y a su pijama durante la noche. Afloje lo suficiente para evitar que el tubo se salga.
  • Sea muy cuidadoso de no pinchar el tubo o la botella de drenaje con el alfiler para sujetar, use la lengüeta de plástico en el drenaje para atravesar el alfiler.
  • Conecte el recipiente bajo el nivel de la salida del tubo.
  • Sea muy cuidadoso al realizar las actividades diarias para que no se salga el tubo.